Mommy Makeover

Mommy Makeover - Dr Marco Romeo

Recupera tu silueta tras la maternidad .

Mommy Makeover  es la definición que los cirujanos plásticos adoptan para indicar las técnicas que utilizan para modificar la silueta de una mujer después de un embarazo. Tras cumplir el sueño de la maternidad, todas las mujeres desean recuperar cuanto antes la figura que tenían antes de quedarse embarazadas. Esta tendencia estética permite en una sola intervención de corregir problemas como la flacidez de la piel, el exceso de grasa, la distención de los músculos abdominales, aumentar, reducir y levantar los pechos. Es recomendable es que tenga todos los hijos que desee antes de realizarse este tipo de intervención para que no se pierda parte del resultado quirúrgico.

Procedimiento para el Mommy Makeover

La decisión de realizar un Mommy Makeover debe ser valorada conjuntamente con el cirujano plástico. En el día de su consulta, será realizada una evaluación preoperatoria para decidir las intervenciones más adecuadas para su caso que pueden ser liposucción, abdominoplastia, aumentar, reducir o levantar los pechos y en algunos casos, cirugía de rejuvenecimiento vaginal. La intervención se realiza bajo anestesia general o local con sedación dependiendo de los casos y requiere un ingreso hospitalario. En la mayoría de los casos, es posible acoplar dos procedimientos en un tiempo, por ejemplo, aumento mamario y abdominoplastia, no se aconseja añadir más procedimientos por aumentar sensiblemente el riesgo de complicaciones.

Recuperación en el Mommy Makeover

Tras un Mommy Makeover es recomendable que esté 10-15 días sin actividad laboral dependiendo del tipo de trabajo. Después de dos semanas podrá volver a la mayoría de las actividades cuotidianas y después de un mes podrá volver a hacer esfuerzos. Los drenajes se retiran en 24/72 horas. Será necesario utilizar una faja abdominal y un sujetador durante un mes tras la operación, para favorecer la adherencia de la piel a los músculos y reducir el riesgo de hematomas y seromas. Para lograr una recuperación más rápida y una mejor retracción de la piel, aconsejamos que realice masajes drenantes apenas su cirujano opine que sea posible manipular el abdomen y el pecho, normalmente después de la primera semana. El resultado final se puede valorar después de unos meses.

3 - 6 horas

Duración del Procedimiento