Mastopexia (elevación del pecho)

Mastopexia elevación del pecho - Dr Marco Romeo

Corrección de la caída de la mama

Después de la pérdida de peso o el embarazo, la ptosis (caída de las mamas) es relativamente común.

Puede ocurrir como hecho aislado o combinado con hipertrofia mamaria (aumento del volumen glandular) o hipoplasia (pérdida de volumen glandular), que pueden ser corregidos durante la misma operación.

El objetivo de la cirugía es elevar la mama, la areola y el pezón hasta su posición original y remodelar la parte glandular de la mama, logrando la armonía de forma, tamaño y posición.

La corrección de la ptosis se puede realizar desde los 17 años.

Procedimiento para la elevación del pecho

Antes de la intervención, el cirujano marca las líneas de incisión alrededor del pezón y en la parte inferior de la mama, una línea horizontal puede ser necesaria en el surco submamario. La cicatriz final será una línea vertical fina desde la areola hasta el surco submamario, o tendrá un tramo horizontal en el surco mismo logrando una forma de “L” o de “T” invertida, dependiendo de la cantidad de ptosis a corregir. La cicatriz horizontal se oculta en el pliegue de la mama, por lo tanto es prácticamente invisible. La glándula mamaria se vuelve a colocar en una posición más alta. Si ha sufrido demasiada pérdida de volumen, se pueden poner implantes mamarios de silicona: esto no es un paso obligatorio, pero tiene que ser discutido antes de la cirugía.

Recuperación tras la elevación del pecho

Esta operación no es muy dolorosa. Los drenajes se colocan durante la cirugía y se quitan generalmente después de 24-48 horas. La paciente tendrá que llevar un sujetador deportivo durante un mes. Los puntos son reabsorbibles, aunque será necesaria una visita de seguimiento después de una semana. Puede aparecer un entumecimiento temporal de los pezones, esto generalmente se resuelve por completo.
La principal secuela de este procedimiento reside en las cicatrices. Se requiere una atención especial para que queden lo más discretas posibles. Las pequeñas asimetrías presentes después de la operación, si es el caso, pueden corregirse tras pocos meses bajo anestesia local.

2-3 horas

Duración del Procedimiento

Posibles Complicaciones

Puede ocurrir cicatrización hipertrófica, infección, pérdida de sensibilidad, y en muy raras ocasiones, la pérdida de la areola (<1%).

En las mujeres muy jóvenes (17-20 años) con un tejido glandular muy voluminoso hay una pequeña probabilidad de que la mama vuelva a crecer, con un aumento secundario de volumen en unos meses.

La asimetría u otras complicaciones menores se pueden corregir con anestesia local unos meses después de la cirugía, si fuese necesario.