Mamoplastia de Reducción

Reducción mamaria - Dr Marco Romeo

Más cómoda con tus senos.

La mamoplastia de reducción es una intervención tanto estética como funcional, que tiene el objetivo de reducir el volumen de los senos mejorando la forma a la vez.

Un pecho de volumen excesivo puede ser un problema para una mujer de cualquier edad. Mujeres más jóvenes pueden tener hipertrofia de la glándula mamaria durante la pubertad, mientras mujeres adultas pueden tener un aumento segundario al embarazo o a variaciones de peso.

El problema principal relacionado a la hipertrofia mamaria es sin duda el dolor de espalda por el desplazamiento del peso hacia delante. También, pueden surgir problemas higiénicos a causa del sudor y del roce de la piel en el surco mamario que pueden llevar a dificultad durante la actividad deportiva y las tareas diarias más comunes.

Otro punto a tener en cuenta es que generalmente esta patología acarrea dificultades en la interacción social, esto sobre todo en mujeres jóvenes, debido a que la autoestima y otros aspectos psicológicos también se ven afectados.

Procedimiento para Mamoplastia de Reducción

Antes de la cirugía se pedirá una ecografía o mamografía para excluir condiciones tumorales desconocidas. El tamaño y la forma final suelen ser acordadas antes de la cirugía, durante la consulta. El día de la intervención, el cirujano marca las líneas de referencia para las incisiones, antes de entrar a quirófano, con la paciente aún despierta, en ese momento unos últimos comentarios son posibles. Si una mastopexia (subida de la mama) ha sido elegida durante la consulta se realizará al mismo tiempo. Durante la intervención, la areola y el pezón suelen ser colocados en una posición más alta y se quita el exceso de glándula. La cicatriz final va a rodear la areola, luego tendrá un recorrido vertical hasta el surco mamario donde puede tener la forma de una “I”, una pequeña “J” o una “T” invertida parcialmente escondida en el surco mamario. Antes de cerrar con puntos, se ponen dos drenajes, uno en cada lado, que se quitaran durante las 48-72 horas siguientes. La porción de la glándula recortada, se envía para estudio de Anatomía Patológica para excluir cualquier patología no conocida

Recuperación en la Mamoplastia de Reducción

Esta intervención no suele causar mucho dolor, pero si algunas molestias. Los drenajes se quitan 1-3 días después, el alta suele ser el día después de la cirugía o el mismo día se la intervención, si se realiza por la mañana. Los puntos son reabsorbibles, sin embargo tendrás que volver para un control después de una semana, un mes y tres meses. Será necesario ponerse un sujetador deportivo durante un mes para ayudar a las mamas a coger su forma final. Puedes volver a conducir el coche en un lapso de 10-15 días y empezar a hacer deporte al mes. No recomendamos lactar después de una reducción mamaria.

2-3 horas

Duración del Procedimiento