Lifting de muslos

Para un perfil del muslo mas delgado y ágil.

Con el paso del tiempo, la piel de la cara interna del muslo tiende a relajarse, sobre todo después de una pérdida relevante de peso. Se pueden producir pliegues de piel excesivos y constante fricción entre los dos muslos, que puede aportar irritación, exceso de sudoración y molestias. Un lifting de muslos puede ser la solución ideal para corregir este problema.

Procedimiento para el Lifting de muslos

Antes de iniciar la operación, el cirujano marca los muslos con el paciente de pie para medir la cantidad de piel y grasa que se precisa eliminar. La operación se realiza bajo anestesia general o bajo anestesia local (epidural). Las incisiones se llevan a cabo en el pliegue de la ingle para que queden bien escondidas. El exceso de piel y grasa se quita para mejorar el perfil de los muslos mismos. Esta operación se puede combinar con la liposucción para crear un contorno corporal más armónico.

Recuperación en el Lifting de muslos

Normalmente la estancia hospitalaria es de un día, puede hacer falta utilizar drenajes. Una prenda de compresión debe ser usada durante 4 semanas. Durante los primeros días puede resultar incómodo sentarse, sin embargo esta molestia mejora rápidamente.Los puntos son reabsorbibles y no necesitan ser retirados, sin embargo se harán controles a los 7, 15 y 30 días.

1,5 horas

Duración del Procedimiento

Resultados en el Lifting de muslos

  Los resultados finales pueden verse después de dos meses, cuando toda la hinchazón haya desaparecido. Sin embargo, las cicatrices se retraen durante los seis meses siguientes.