Blog

Guía completo de Lifting de Cara (Facelift)

Guía completa Lifting facial - Dr Marco Romeo

A medida que envejecemos, la piel comienza a cambiar, sobre todo en la cara y en el cuello porque siempre quedan expuestos durante toda la vida mientras el resto del cuerpo se protege más. Los signos de la edad se hacen visibles en el cuello y en el rostro. La piel comienza a retraerse, se deshidrata, aparecen arrugas y líneas de expresión, los párpados pueden ponerse oscuros, aparecen bolsas o se caen. Mientras algunas personas optan por mantener esos signos sin preocuparse por su aspecto, otros toman medidas para ralentizar e incluso revertir el proceso, en principio mediante medicina estética (Botox, ácido hialuronico, hilos, etc.). Finalmente, cuando estos tratamientos no son más eficaces (o resultan poco ventajosos por la relación inversión/resultado) hay que recurrir a un Facelift para lograr un resultado satisfactorio y duradero. El Facelift o Lifting de Cara recoloca la piel caída, mejora la textura superficial y devuelve el volumen perdido (por ejemplo, en las mejillas).

¿Seré un buen candidato para un Facelift?

Un buen candidato para un Facelift es una persona cuya piel (y los tejidos blandos subyacentes a la piel) del cuello y/o del rostro ha perdido su elasticidad y volumen sin que se puedan corregir mediante tratamientos en la consulta. Es importante también que posea una estructura ósea fuerte y bien definida para obtener mejores resultados. Deberá estar saludable física y mentalmente, tener unas expectativas reales de los resultados que podrá tener, entender los riesgos y beneficios del Facelift y desear mejorar su aspecto más que propiamente alcanzar la perfección.

La mayoría de los hombres y mujeres que se beneficiarán de un Facelift son personas con una edad entre 40 y 70 años. Sin embargo, existen algunas excepciones. Algunas personas envejecen prematuramente y deciden operarse a una edad más temprana.

La regla de los 10 años

Existen muchas razones que deberías tener en cuenta para hacerte un Facelift, pero la principal deberá ser para obtener una apariencia más joven. Cuando tu piel luce radiante y joven, toda tu apariencia mejora. Puedes hacerte un Facelift para eliminar tu aspecto cansado, para eliminar la flacidez del cuello, para lograr una barbilla bien definida, para reducir arrugas y líneas de expresión, para eliminar pliegues y papada y para mejorar la elasticidad de la piel.

A raíz de los resultados extremos de los últimos 20 años y de lo que se ve por los medios de comunicación, existe un miedo comprensible hacia esta clase de cirugía, la verdad es que muchas cosas han cambiado.

Los cirujanos plásticos de nuestra generación saben cómo utilizar las técnicas para lograr un resultado eficaz sin que parezca artificial; el Dr. Romeo ha interpretado estos conceptos con la regla de los 10 años, para explicarla daremos un ejemplo.

Dos personas ambas de 49 años, con un entorno laboral y emocional estable, sanas y activas, aun así, por su genética y su vida pasada, aparentan más edad de lo que realmente tienen.

La primera quiere volver a sus 30s, quiere el mejor resultado posible que justifique someterse a una cirugía. La segunda acepta parecer una persona de su edad, pero con buen aspecto, ¿quien saldrá mejor al final? Opinamos que saldrá mejor la segunda paciente.

La regla de la década se basa en el sentido común, si mejoro mi aspecto puedo parecer una espléndida persona de 50 años a pesar de estar más cerca de los 60 sin alterar mi rostro y literalmente nadie se podrá enterar. Si por otro lado quiero lograr un salto de más de 10 años (tengo 60 años y quiero parecer de 40), el cirujano se verá obligado a llevar al extremo la intervención con las consecuencias que todos podemos imaginar.

Tipos de Facelift

Los Facelift se han realizado por muchas décadas y se han ido mejorando las técnicas. A medida que las investigaciones en cirugía plástica avanzan, nuevas técnicas y variaciones de este procedimiento se van creando para obtener mejores resultados y más seguridad. Algunos de los tipos más comunes de Lifting de Cara incluyen:

  1. Facelift Standard o Convencional

    Es un método utilizado para mejorar una piel caída. Las incisiones normalmente se hacen alrededor de la línea del cabello a los lados de la cara en frente a las orejas. Para la mayoría de las personas las incisiones van de arriba hacia abajo y alrededor de las orejas y hacia arriba y atrás. El exceso de piel es retirad y la piel sobrante es estirada y suturada creando una nueva cara más firme y más joven.

  2. Lift de cuello

    El musculo cutáneo del cuello que va desde la barbilla hacia abajo verticalmente puede comenzar a perder elasticidad, arrugarse y caerse tomando una apariencia de cuello de pavo. En esta cirugía, el musculo es estirado y cortada la piel sobrante para lograr de inmediato la apariencia de una piel joven, y también se retira el exceso de grasa acumulada. El lift de cuello normalmente se realiza en conjunto con el Facelift, pero puede también ser realizado solo sino hay necesidad de estirar la piel y músculos del rostro. Normalmente se suele combinar con una liposucción de cuello para adelgazar la piel de debajo de la mandíbula.

  3. Mini Lift

    Este procedimiento puede mejorar la apariencia del último tercio de la cara, que incluye la línea de la mandíbula, y el cuello. Se hace una incisión en forma de S en frente a la oreja, y la piel y capas inferiores son estiradas hacia los lados y suturadas en una nueva posición.

  4. SMAS Lift

    Sistema Muscular Aponeurotico Superficial. El SMAS incluye los músculos faciales y los tejidos responsables por los movimientos de los mismos. En este método, además de la piel ser estirada hacia arriba y hacia afuera, el SMAS es también ajustado y apretado. Algunos cirujanos piensan que el SMAS se mantiene por mucho más tiempo que un Lift únicamente de piel. Las incisiones que se hacen para un SMAS son las mismas que las de un Lift tradicional. El resultado es más natural y duradero que en el lifting tradicional ya que la tracción se ejerce en el SMAS dejando la piel sin tensión visible desde fuera.

  5. Mid Face Lift

    La elevación de la cara media, abarca el área alrededor de la nariz, ojos y las esquinas de la boca. Este procedimiento es particularmente efectivo para pacientes que buscan una elevación de las mejillas cuando el cuello y el área de la barbilla no necesitan ser tratadas. El abordaje suele ser mediante incisión en la cara interna del parpado inferior, es decir sin cicatrices visibles.

  6. Temporal Lift

    El Temporal Lift es una variación del Lift de la frente que practica incisiones en la línea del cabello y sienes. Este procedimiento puede mejorar el aspecto de la piel y suavizar las arrugas de la frente, alrededor de los ojos y en entrecejo. El temporal lift se puede realizar de forma endoscópica con incisiones de 2 cm en el cuero cabelludo.

Para obtener mejores resultados con el Facelift

Con el Lifting Facial se puede rejuvenecer la cara y el cuello eliminando el exceso de grasa, tensionando los músculos faciales y estirando la piel para lograr un óvalo facial más definido. La intervención se puede combinar con otros procedimientos como la Liposucción, la Lipoestructura, la Blefaroplastia, la Dermoabrasión, el Botox, los rellenos con Ácido Hialurónico y los Peelings Químicos.

Últimamente se está utilizando el PRP (Plasma Rico en Plaquetas) para reducir el riesgo de hematomas y favorecer la recuperación post operatoria.

Las ventajas del Facelift

Rejuvenecimiento aparente de hasta 10 años

Mejora la autoestima personal

Apenas 2,5 a 3 horas de cirugía

Puedes regresar al trabajo con una nueva apariencia después de 15 días

Mas informaciones sobre Facelift: http://www.drmarcoromeo.com/facelift-lifting-cara-2/

Pide tu cita de Facelift con el Dr. Marco Romeo: http://www.drmarcoromeo.com/contacto/

 

15/01/2018 Artículos Interesantes, Lifting de cara

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*