Ginecomastia

ginecomastia-dr-marco-romeo

Hipertrofia de las mamas en el hombre.

No sólo las mujeres pueden sufrir de hipertrofia de mama, en casos raros, también a los hombres les sucede.

Tal fenómeno suele ser más común durante la adolescencia, cuando la influencia hormonal puede provocar un aumento en el tamaño de la glándula mamaria.

En la mayoría de los casos, la mama está hecha por un componente mixto de tejido graso y glandular. Cuando sólo la grasa está presente hablamos de pseudoginecomastia que suele desaparecer cuando el adolescente pasa a la edad adulta o tras perder peso.

Es una condición  que puede tener un fuerte impacto psicológico  durante la pubertad. Hay que realizar una valoración cuidadosa que incluya, estudio hormonal, y ecografía de la glándula mamaria. Una vez que el problema ha sido diagnosticado correctamente, una intervención quirúrgica puede ser planeada para reducir el tamaño de la mama.

Procedimiento de la Ginecomastia

Antes de la operación, el cirujano marca los límites de la glándula. La cirugía se realiza bajo sedación o anestesia general. Una incisión pequeña se realiza alrededor de la mitad de la areola para llegar a la glándula mamaria y quitarla; si es el caso, se realizará una liposucción a la vez. La cicatriz quedará oculta alrededor de la areola; en casos seleccionados (hipertrofia severa) puede ser que sea necesario añadir una cicatriz vertical de la areola hasta el borde inferior de la mama. Al final de la intervención, se coloca una banda elástica alrededor del pecho para reducir el riesgo de sangrado.

Recuperación tras la Ginecomastia

Esta operación no es muy dolorosa; los analgésicos orales son suficientes para controlar cualquier molestia. Durante la primera semana el paciente tiene que conservar reposo y volverá progresivamente a la vida normal dentro de los 30 días siguientes a la intervención. Tendrá que llevar una banda elástica durante el primer mes para permitir la retracción de la piel y para lograr un mejor resultado estético.

1,5 horas

Duración del Procedimiento

Complicaciones tras la Ginecomastia

A pesar de que es una cirugía muy segura, hay complicaciones que pueden ocurrir como en cualquier otra operación. La hemorragia es la complicación más común aunque sea rara en este tipo de procedimiento. La asimetría puede ocurrir, pero puede ser corregida con anestesia local en un segundo tiempo quirúrgico.