Brazilian Butt Lift

Brazilian butt lift - Dr Marco Romeo

¡Glúteos arriba!

La región de las nalgas es uno de los puntos focales del físico y tanto hombres como mujeres, desean unos glúteos redondos, elevados y bien proporcionados. En muchos casos, por mucho ejercicio físico que hagamos, no logramos remodelar esta zona del cuerpo como deseamos.

Hasta hace unos años, los implantes de silicona eran la única opción para aumentar el volumen y remodelar los glúteos. Ahora existe una técnica segura y efectiva que se ha convertido en una de las cirugías más populares en el mundo, el Brazilian Butt Lift.

El Brazilian Butt Lift o aumento de glúteos con la propia grasa es una técnica quirúrgica en la que se utiliza la liposucción para quitar grasa de forma selectiva en algunas zonas del cuerpo y luego, esta grasa se purifica y se inyecta en los glúteos. Esta intervención permite remodelar, acentuar las curvas y aumentar el volumen de las nalgas con un resultado totalmente natural. En algunos casos, se puede combinar con hilos tensores para elevar y tensar los glúteos caídos, ejerciendo el mismo efecto que un lifting en el trasero.

Procedimiento para Brazilian Butt Lift

La decisión de realizar un aumento de glúteos con injertos de grasa autóloga debe ser valorada juntamente con el cirujano plástico. En el día de su consulta, será realizada una evaluación preoperatoria, la exploración del glúteo y la medición de ciertos parámetros para ayudar a decidir la técnica a emplear. Es muy importante que comunique al cirujano sus expectativas para que él le explique los resultados que se pueden obtener con una cirugía de aumento y remodelación de glúteos con grasa propia.

Esta cirugía requiere que el paciente tenga grasa sobrante en otras partes del cuerpo, de lo contrario habrá que recurrir a otras técnicas. En intervención se aspira la grasa de forma selectiva utilizando una cánula muy fina. La grasa aspirada es cuidadosamente filtrada y manipulada, se inyecta en los glúteos uniformemente. El aumento de glúteos con grasa propia se realiza con anestesia local y sedación y no deja marcas visibles o cicatrices. Durante la infiltración, el cirujano puede liberar las adherencias de la piel y mejorar la piel de naranja. No se suele necesitar ingreso, a menos que se combine con otras cirugías.

Recuperación en el Brazilian Butt Lift

Tras un aumento de glúteos con grasa propia, es recomendable 1 semana de reposo. Después de una semana podrá volver a la mayoría de las actividades cuotidianas y después de un mes podrá volver a hacer esfuerzos. Después de la cirugía, los pacientes usan una prenda de compresión que ayuda a reducir la hinchazón y favorece la adherencia de la piel a los músculos en la zona de la liposucción. Para lograr una recuperación más rápida y una mejor retracción de la piel, aconsejamos que realice masajes drenantes apenas su cirujano opine que sea posible manipular los tejidos. El resultado final se puede valorar después de algunos meses en cuanto se reduzca la inflamación, también hay que saber que una porción variable entre el 20% y el 30% de la grasa se irá reabsorbiendo durante esta época, es un proceso normal que se compensa inyectando más grasa.

2-4 horas

Duración del Procedimiento